JAJAJA, Cuando amamos a nuestros Pastores, podemos estar seguros que no han cambiado, siguen siendo los mismos.