foto_rofrigo.jpg

RODRIGO

Hola familia, paso a contarles mi historia…

 

Hace dos años vi una publicación en mi Facebook donde en AR Ministres mostraban los bautizos, vi el video completo y me emocionó mucho en ese momento.

 

En mi vida personal venia arrastrando una depresión y muchos conflictos familiares, mi hijo mayor estaba en prision por unos delitos que no cometió, mi otro hijo perdió a un hijo que venia en camino por un aborto espontáneo de quien en ese entonces era su novia, mi hija menor con problemas de depresión debido al colegio y la madre de ellos en conflictos constantes conmigo porque había tomado la decisión de divorciarme de ella unos años antes. En ese mismo momento me trasladaron como supervisor en telecomunicaciones a la V región, iba y volvía a Santiago.

 

Mi vida giraba entre abogados, la cárcel, reuniones, peleas, gritos, alcohol y drogas. Llegué a un punto en el que ya no quería vivir, llego un día viernes y el abogado me entregó malas noticias, discutí con mi novia de ese entonces, mi hijo repitió de curso y mi hija intentó suicidarse…en ese momento no di más y exploté, comencé a consumir alcohol y drogas un día viertes hasta el domingo sin tener intenciones de parar.

 

Eran las 8:00 am, iba conduciendo a 200 kilómetros por hora por la costanera con ganas de acabar con ese sufrimiento, llorando y gritando que por favor todo terminará pronto y en un momento de lucidez mi mente recordó esa frase “Ven tal y como eres”. Me dirigí hacia Santa Rosa, donde estaba la iglesia que vi hace un tiempo atrás. Estuve parado en la esquina todo el primer encuentro, no podía moverme mis pies estaban pegados al piso, yo veía a los voluntarios con sus pancartas y mi cuerpo estaba inmóvil, ore un poco y pude moverme, llegué a la puerta y tres voluntarios me ayudaron, les conté mis problemas y me hicieron entrar a los últimos 15 minutos y desde ese momento nada fue igual.

 

Con el tiempo comencé a ir a los encuentros, siempre con la meta de algún día bautizarme. Pasaron los días, los meses y todo comenzó a cambiar en mi vida, recuperé a mi hijo el cual estaba preso y salió absuelto, libre y sin cargos, recuperé también mi casa, mis hijos sanaron de sus dolencias, recuperé mi trabajo, mi vida, también dejé las drogas, el alcohol y hace un mes atrás cumplí mi sueño de volver a nacer gracias a Dios por darme una nueva oportunidad y a AR Ministries por bautizarme.

Creo que mi vida es una evidencia del poder De Dios.