Fachada y entrada de nuestro Campus

¿Viste esto? Definitivamente Dios nos ama intensamente y todo es transformado por su presencia.